octubre 2011

Un taxista recogió a una señora que no paraba de hablar. Como no tenía ganas de entrar en conversación, simuló ser sordo y mudo señalando su boca y oídos para […]