Unos amigos llevaban costales de naranja, uno de ellos le dijo al otro: “¡dame una naranja para que tengamos la misma cantidad!”- ¡No! mejor tu dame una para que tengamos iguales.

¿Cuántas tenían?